Ciudadanos exigen acciones urgentes del Alcalde de Bucaramanga para mejorar la seguridad en el Barrio Diamante 2

- in Noticias, Opinión
159
Bucaramanga insegura, foto Google MapsBucaramanga insegura, foto Google Maps

En los últimos meses, los residentes del Barrio Diamante 2 en Bucaramanga, Santander, han experimentado un aumento alarmante en los problemas de seguridad que afectan directamente su calidad de vida. En particular, la situación bajo los puentes ha empeorado significativamente, convirtiéndose en un punto crítico de actividad delictiva y consumo de drogas. Los ciudadanos están exigiendo al alcalde de la ciudad medidas inmediatas para abordar estos problemas que afectan a la comunidad.

Uno de los problemas más acuciantes es la presencia de indigentes que consumen y expenden drogas bajo los puentes. Este fenómeno no solo representa un peligro para quienes residen en la zona, sino que también contribuye a la percepción de inseguridad en el barrio. Los residentes se sienten atrapados en una situación que no solo amenaza su seguridad, sino también la tranquilidad y la paz que deberían caracterizar a un hogar.

Además del problema de la drogadicción, en los últimos días se ha registrado un aumento en los casos de robos en la zona. Los residentes están preocupados por su seguridad y la de sus familias, y exigen respuestas inmediatas de las autoridades locales. La sensación de vulnerabilidad se ha extendido, generando un ambiente de desconfianza y malestar entre los habitantes del Barrio Diamante 2.

Otro aspecto que ha contribuido a la inseguridad en la zona es la deficiente iluminación durante las noches. Los residentes informan que el alumbrado público no funciona adecuadamente, sumiendo las calles y los espacios bajo los puentes en la oscuridad. Esta falta de iluminación no solo facilita la realización de actividades delictivas, sino que también crea un entorno propicio para accidentes y situaciones peligrosas.

Los ciudadanos de Bucaramanga hacen un llamado urgente al alcalde para que tome medidas inmediatas y efectivas que aborden estos problemas de seguridad en el Barrio Diamante 2. La comunidad espera ver un aumento en la presencia policial, así como estrategias específicas para abordar la problemática de la drogadicción. Además, se insta a las autoridades a realizar reparaciones y mejoras en el sistema de alumbrado público para garantizar una mayor visibilidad durante las noches.

La seguridad de los ciudadanos no puede ser comprometida, y es responsabilidad de las autoridades locales garantizar un entorno seguro y tranquilo para todos los residentes. La falta de acción solo perpetúa la sensación de impotencia y desconfianza en el gobierno local. Es hora de que el alcalde escuche las preocupaciones de los ciudadanos y tome medidas concretas para mejorar la seguridad en el Barrio Diamante 2.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Aguachica: Sentar Posición o Perder el Rumbo

En las próximas elecciones municipales de Aguachica, Cesar,